viernes, 11 de agosto de 2017

Me conozco


Me conozco.
Me sé a mí mismo de memoria.
Podría conversar con cualquiera
y saber lo que voy a decir
y eso que no soy adivino.
Con mis defectos
podría hacer una tesis.
No puedo librarme de la verborrea
que sale de mi boca
como lluvia torrencial.
No puedo más conmigo mismo.
Es que no enmudezco nunca.
Por no hablar de mi apetito.
Soy pura gula.
Todo lo devoro
y cuando estoy lleno
siento el vómito de la conversación
que me estalla por dentro.

Pero yo no me convenzo más.
Ya estoy harto.
Aquí me dejo.
Me parto de mí mismo.
¡Pesado!
Seguro que me persigo
hasta la muerte.
Y encima, me querré enterrar conmigo.
Mira que me conozco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario